Información sobre los tarritos de alimento para los bebes


A partir de los 4-6 meses, la lactancia materna no es suficiente para cubrir las necesidades nutricionales del niño, por lo que se deben introducir alimentos suplementarios para aportar los nutrientes y energía que la leche o fórmulas infantiles no pueden proporcionar. Así, a partir de los 5-6 meses de edad, se comienzan a introducir alimentos sólidos de forma progresiva. Entre este tipo de alimentos, los purés comerciales listos para el consumo han cobrado una gran importancia, debido, entre otros factores, al escaso tiempo del que disponen muchas familias para elaborar purés de forma casera. Sin embargo muchas familias dudan de la calidad nutricional de dichos preparados llamados; “ tarritos” o “ potitos” Algunos estudios han comparado el perfil nutricional de tres tipos diferentes de purés a base de carne de cordero, ternera y pollo, seleccionando para ello tres marcas comerciales diferentes y elaborando purés caseros para compararlos. Se llegó a la conclusión de que tanto los purés caseros como los comerciales presentan un perfil nutricional muy similar y dentro de los rangos recomendados, con una mayor variabilidad en el contenido proteico y de sodio; en el caso de purés caseros, existe la posibilidad de que la adición de sal pueda llevar a sobrepasar los niveles de sodio recomendados. Así pues desde un punto de vista nutricional los preparados “ listos para tomar” son de plena garantía nutricional para el bebe

 
 




  Ultimas recomendaciones sobre Enfermedad Celiaca





Salud y Vitamina D: últimas recomendaciones. 



Página web creada por PC GOLD Informàtica i Programació S.L.